Hadas

Cuenta la mitología universal la existencia de las hadas. 
Desde la época medieval muchos son los autores ilustres que relatan historias de hadas y duendes.
Prueba de ello son los relatos del Rey Arturo y los cuentos de Canterbury. Una de las hadas más conocidas es la Dama del Lago a quien Arturo ofreció su espada Excalibur. El propio William Shakespeare habla de ellas en Sueño de una noche de verano, que cambió por completo la idea que se tenía antiguamente sobre las hadas que hasta entonces se les consideraba como seres semidivinos con cuerpo de mujer y sin alas. Este dramaturgo inglés aseguraba la existencia de seres míticos que no podemos percibir a simple vista.

Tal era la importancia que se les daba en la edad media, que muchos aristócratas incluían hadas en sus escudos heráldicos como representación de su linaje.

La palabra hada significa destino, aunque en cada región o país se las llama de distinta manera: Xanas en Asturias: mujeres rubias de aspecto bellisimo, Anjanas en Cantábria, Fadas en Galicia, Goljas en Cataluña, o Damas de aiguo en Baleares, Lamias en el País Vasco poseedoras de largos cabellos que arreglan con peines de oro, su origen probablemente se encuentra en una reina libia que fue amante de Zeus. Ninfas en la mitología griega. Driades en la mitología helénica e hindú, habituales entre las ramas de los robles y fresnos.

Se dice que hay hadas que no puedes sacar de sus entornos ya que morirían, es por esta razon que las hadas infringen un duro castigo a quienes destruyen los bosques. Una leyenda cuenta que las hadas y elfos, son en realidad descendientes de Eva, cuando mintió a Dios sobre el paradero de sus hijos.

 

Son seres mágicos cargados de leyenda, cuyas alas dan un aspecto celestial. Grandes conocedoras de los secretos de la naturaleza a la que protegen y miman, sabedoras de las virtudes de las hierbas que les permiten mantenerse jóvenes y bellas. Cuenta la leyenda que las hadas tienen poderes mágicos y sensoriales, entre muchas otras, la virtud de hacer felices a los humanos que creen en ellas. Adoran estar entre naturaleza ya que es su medio natural, donde se sienten libres, cantan, bailan y disfrutan.